Trasversales (número 46 / época II)

. Serie histórica n. 123

Hasta la publicación del siguiente número de la versión papel de la revista TRASVERSALES, sólo estará disponible la versión digital de algunos de los materiales (color azul) descritos a continuación

En portada (PDF)

Índice (PDF)

Editoriales-La opinión de Trasversales

Las luchas decisivas no están por detrás sino por delante. No hay que confundir una ofensiva derechista con su triunfo definitivo. Es un tiempo para la resistencia social, la lucha por los derechos de las mujeres, la defensa de las libertades públicas y la construcción de alternativas al neoliberalismo a escala global

Cercanías

¿Por qué Podemos dejó de ser Podemos?Esa fue, aparte de la atrocidad, la amarga lección política del día: que un gobierno, no digo ya desleal sino sencillamente amoral, se propuso engañar a la ciudadanía sobre los autores de los atentados, por puro interés partidistaLa PPIINA sigue esperanzada en que los permisos igualitarios se hagan realidad. Pero estaremos pendientes de los detalles para que esta no sea una reforma que, aún con apariencia igualitaria, siga propiciando de forma encubierta la desigualdad en el cuidado

Espacios-Travesías

La crisis ecológica tiene muchos más aspectos que el cambio climático, aspectos que abarcan toda la Tierra, animales y plantas. Los seres humanos la producimos pero somos también una de las especies que la sufre. Todos los efectos están relacionados con un sistema capitalista tecno-industrial que siempre necesita crecer más para poder mantenerse. Igual que la deuda económica mundial se lanza sobre las generaciones futuras, la extracción de materiales tropieza con los límites de los recursos no renovables, principalmente de los combustibles fósiles.No sabemos cuándo y cómo podremos instaurar una sociedad más justa y más libre, un socialismo sin barbarie, ni si será posible teniendo en cuenta la historia de la humanidad, aunque merece la pena intentarlo, pero de ningún modo debemos aceptar proyectos políticos que refuercen la barbarie¿Cómo ha construido su creciente poder social la ultraderecha? Bebiendo del concepto de hegemonía gramsciano, y vinculándolo con las nociones de teóricos del fascismo clásico como Évola, la apuesta de la metapolítica es la siguiente: a la hegemonía electoral ha de precederle la hegemonía en los discursos sociales, en la cultura, en lo cotidiano, en la trama real de la sociedad. Es desde esta perspectiva que la ultraderecha ha realizado un trabajo de décadas para su reaparición en sociedad. Construir sociedad antes que construir el Partido, y mucho antes que presentarse a las eleccionesSe trata de alentar una justicia redistributiva real, inclusiva, asumiendo que no hay justicia social sin justicia de género. Y para ello, hay que imaginar que otra realidad es posible y desde ahí, repensar cómo reorganizamos el reparto de los tiempos de vida, de los trabajos y de las condiciones y recursos materiales, promoviendo activamente un cambio en las prioridades asignadas a los trabajos y también un cambio en los patrones de género¿Qué es el mercado mundial, cómo está organizado, a través de qué tensiones y desequilibrios de poder se articula en el tiempo de la globalización y de sus crisis periódicas? ¿Cómo se determinan la valorización y la acumulación de capital en una era caracterizada por procesos de financiarización que parecen volver a proponer y exaltar la imagen del valor como sujeto automático? Ante estos procesos, ¿el capital sigue siendo una relación social? ¿Cómo, en particular, se transforman las figuras subjetivas de esta relación que, en la perspectiva marxiana, sólo pueden estar marcadas por la explo­tación y el antagonismo?El carácter del nuevo gobierno no significa que se haya implantado en Brasil un régimen fascista, pero evidencia que hay fuertes tendencias en esa dirección, cuyo despliegue dependerá del marco de resistencia y enfrentamiento nacional, así como de las tensiones internacionalesLa nueva derecha generará medidas autoritarias, contra los derechos individuales y sociales, pero se inscribe en el marco de las democracias electorales degradadas y no aspira, inicialmente, a sustituirlas por otro orden político. Su consolidación y el grado de ataque a las libertades, a los derechos de las mujeres, a los derechos sociales, va a depender de los conflictos y las luchas que sus políticas van a de­sencadenar y de la capacidad de construir auténticas alternativas políticas y sociales. No hay peor error que dar por perdidas las batallas antes de darlas y por vencedores a quienes empiezan a desplegar su ofensiva.Si continuamos afirmando que la iniciativa política sólo es factible en el plano transnacional no es por mera obstinación. Una iniciativa que debe ser europea, en primer lugar, si no queremos que carezca completamente de realismo y concreción. A nivel transnacional, la exigencia de libertad de millones de personas choca con el mando del capital y su gobierno político. El ámbito transnacional de la iniciativa debe soste­nerse y practicarse activamente, para que no obstruya las exigencias de mujeres y hombres que luchan diariamente contra una opresión y una explotación que no son locales ni nacionales.A finales de 2018 se desarrollaron enormes movilizaciones de las que no nos han hablado. Por ejemplo el bloqueo de todos los puentes de Londres en una convocatoria del movimiento Extinction Rebbelion. O la huelga escolar de niñas y niños en una veintena de ciudades australianas convocada por el movimiento schoolstrike4climate, inspirada en la adolescente y ya líder mundial Greta Thumberg. A finales de enero de 2019, las huelgas de escolares ya se habían extendido a Australia, Reino Unido, Bélgica, Suiza, Alemania, EEUU, Canadá y Japón. Es previsible que este movimiento crezca exponencialmente y alcance un hito importante durante la semana de movilizaciones a nivel mundial convocada a partir del 15 de abril.

Señas: Poesía

Algunos poemas de Wadih Saadeh en Tal vez a causa de una nube y otros poemas, Editorial El perro malo 2018, con reseña de María Ángeles Maeso

Señas

Reseña de La danza del sol (Isabel Alba, Acantilado, 2018). Un texto que, como ese sol que danza, duele si te atreves a mirarlo de frenteAmplia mirada sobre el invierno cultural madrileño, en todas sus facetasEl conjunto de la actividad de Rosa Lu­xemburg adquiere clara unidad de sus análisis, por tener unas características propias, es lo que se ha denominado como 'luxemburguismo'. Debido a la envergadura de sus teorías, a través de sus escritos pueden encontrarse muchas de las ideas que, en las décadas de 1960 y 1970, inspiraron a los movimientos internacionales de rebeldía.

Breverías en la red

Grafismos

EnComún

En sede amiga

Portada/Home


Número actual

Números anteriores

Taller de ideas

Archivo IS (no activo!)

Temas

Por autores

De cultura


El proyecto

Consejo editorial

Consejo de apoyo

En papel...

Los libros

Boletín electrónico

Enlaces

Contacto...