Trasversales (número 42 / época II)

. Serie histórica n. 119

Hasta la publicación del siguiente número de la versión papel de la revista TRASVERSALES, sólo estará disponible la versión digital de algunos de los materiales (color azul) descritos a continuación

En portada (PDF)

Índice (PDF)

Editoriales-La opinión de Trasversales

Cercanías

Se podría hacer una historia de las relaciones entre los sexos y de la posición social de las mujeres simplemente haciendo un seguimiento de los casos de violación conocidos, de cómo se juzgan, de cómo se tratan socialmente, de cómo se castigan o no se castigan y también de a quién se castigaNo es un problema entre "políticos", sino nuestro problema. No pagamos los impuestos municipales para que ese dinero lo guarden los bancos. Por eso, tenemos que movilizarnos para exigir al Gobierno de España que deje de coartar la contratación de personal necesario y la inversión social de los ayuntamientos que tienen medios para hacerlo, como el de Madrid. Por eso, tenemos que dar apoyo en este conflicto al actual gobierno municipal de Ahora Madrid, respaldado en este asunto también por el grupo municipal de PSM-PSOE, en la medida de que sean capaces de enfrentarse a este atropello y unir sus fuerzas con las de la sociedad.El Estado del 78, en el desarrollo que del mismo han hecho los Estatutos de Autonomía y la propia práctica de los poderes autonómicos, es una forma de Estado en la que el ejercicio de la soberanía tiene varias sedes. Es una concepción muy arcaica- y muy conservadora- atribuir ésta en exclusiva al Estado en tanto representante del soberano, el pueblo español. La condición de soberano se actualiza cada vez que el pueblo se manifiesta; pero tal manifestación no es exclusiva de las elecciones a CORTES Generales sino en cada una de las ocasiones que el pueblo, los pueblos, eligen sus representantes, construyen la voluntad generalUna vez más un asesino convicto y confeso, miembro del ultraderechista Batallón vasco-español y de Fuerza Nueva, condenado a 43 años por el secuestro, tortura y asesinato de una joven de 19 años, sigue prestando servicios para instituciones y altas esferas del poder.Hace falta política, para evitar en Catalunya un gobierno españolistaSi no nos esforzamos en convencer, con argumentos sensatos, no con proclamas re­vo­lucionarias, de que Cataluña no es el mal, de que tienen sus razones, de que han sufrido demasiadas ofensas políticas y culturales, de que esa gen­te sangrando es nues­tra gente, de que su sangre anuncia más de la nuestra, no nos sorprenda luego que cuando haya que im­pedir que las pensiones pierdan un 20% o un 30% de poder adquisivo o que, como es­tá ya ocurriendo, volvamos a una situación en la que la imposibilidad de tener acceso a una vivienda digna sea el primer y más ex­tenso problema social en España y Ca­taluña, casi nadie acuda a la llamadaLa recesión económica ha sido uno de los motores fundamentales para llegar a esta situación, porque ha alimentado la desafección ciudadana respecto a los gobiernos. Desafección que ya estaba incubada por la extendida corrupción en las élites políticas y económicas del país (de España y de Cataluña), por la manipulación de las instituciones en el juego político y por el envejecimiento del régimen expresado en el alejamiento de los partidos políticos respecto a la gente, en el escaso vigor de la vida parlamentaria, oscilante entre la atonía y la crispación, en la erosión del sistema bipartidista y en la crisis en la propia Casa RealComo ya ha hecho antes con la ley mordaza o la represión a cientos de sindicalistas y piquetes durante las huelgas, la estrategia del Estado es atemorizar a una sociedad que le está dando respuesta en la calle pacífica y democráticamente. Es, por otra parte, lo que ya lleva semanas haciendo en Catalunya, con la vulneración de derechos fundamentales, la detenciones de representantes políticos y cargos de la administración, y la violenta represión del 1 de octubre, actuaciones que vulneran el Estado de Derecho.... el reto planteado no es sólo la auto-organización social desde la precariedad, que es vital, sino también la construcción popular de un tejido social muy inclusivo. El reto es romper el espinazo al proyecto que quiere abandonar a su suerte a un tercio de la población y neutralizar al resto de las clases populares en la resignación y el miedo, en el marco de una inseguridad generalizadaHay que construir el partido de la democracia y hacer un llamamiento amplio a engrosar sus filas. Estamos hablando de partido en sentido orgánico, no de la disolución de las formaciones políticas actualmente existentes. Pero todas ellas deberían ser conscientes de que o se configura ese partido de la democracia o seremos barridos por el vendaval reaccionario levantado e impulsado por la derecha política y los poderes económicos financieros y mediáticosManifestem el nostre més absolut desacord amb el govern del PP, avalat per la monarquia, i exigim al PSOE que no dóni cap recolzament a aquest govern, que explori les possibilitats reals d’encapçalar una moció de censura contra el govern Rajoy, negociant-la amb la resta de forces polítiques amb inclusió de Podemos, Pdcat i ERC, encaminada a fer fóra al pitjor govern de l’estat espanyol de la recent democràciaIntentemos entender por qué hay tantas y tantos catalanes muy, muy enfadados.El Gobierno del PP insiste en su gran mentira. Siguen negando lo que es evidente para la prensa internacional y para todo el que haya visto las imágenes de las cargas policiales del 1 de octubre en Catalunya: que hubo violencia, brutalidad, ensañamiento.Ayer, uno de octubre, el Estado español (no España, sino su aparato de Estado) desconectó de una amplia mayoría de la población catalana, y no sólo de la independentista. Ayer, uno de octubre, se confirmó que el neorégimen que se ha ido configurando desde 2010 sobre las ruinas del régimen de 1978 ha desconectado completamente de la democracia.La vis expansiva de las situaciones de excepcionalidad penal ha sido reiteradamente estudiada. Las medidas de excepción no se quedarán alrededor de Puigdemont y sus secuaces, sino que nos alcanzarán a todos, en una evidente pérdida de calidad democrática y en una brutal marea contra los derechos civilesEn el marco de la deriva autoritaria de la última década en el Estado Español, confluyeron dos potentes sucesos en Cataluña: el rechazo del Tribunal Constitucional español, a instancias del Partido Popular, de un proyecto de Estatuto regional aprobado por las cortes catalanas, por las españolas y por un referéndum de la ciudadanía; y la enorme potencia del movimiento del 15M, que llegó a sitiar el Parlamento catalán, generando una enorme sensación de peligro en la clase política localQuienes no vivimos en Cataluña tenemos que hacer frente a los desmanes y al desembarco autoritario puestos en marcha desde el Estado contra una parte muy grande de la población de Cataluña y contra sus instituciones. La represión sin soluciones y sin diálogo sólo agrava los problemas. El PP lleva más de diez años alentando y tramando esta situaciónColectivo Lucientes propone que el gobierno municipal de Madrid promueva la movilización ciudadana por la autonomía municipal, acelere el cambio en asuntos esenciales en los que se ha avanzado poco y proponga un gobierno de coalición entre Ahora Madrid y PSM al estilo del de BarcelonaEn todo caso nada volverá a ser igual después de lo sucedido estos días en Catalunya. La utilización casi exclusiva del Código Penal, los jueces y la policía para enfrentar el clamor por decidir de una parte muy significativa de la sociedad catalana, las detenciones en las calles, los registros de sedes autonómicas, etc., marcan un punto de no retorno que la sociedad catalana o al menos la parte más activa de la misma no olvidará con facilidadla sociedad no tolerará que, por acción u omisión, siga manteniéndose un sistema obsoleto en el que no se permite a los hombres cuidar ni a las mujeres mantener sus puestos de trabajoLa tarea más importante para abordar las desigualdades entre españoles no es repartir territorios, sino repartir mejor la riqueza dentro de cada uno de ellos. Y eso no está en los planes de Junts pel Sí. Tampoco en los de RajoyHemos llegado a un punto en el que parece que la cuestión está clara: la exigencia de un referéndum es un deseo mayoritario, legítimo y democrático y es, además, la única forma de cerrar políticamente esta cuestiónAnte la nueva escalada represiva que estamos viviendo por parte del Gobierno del PP con la aquiescencia de Ciudadanos y PSOE; el Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad quiere expresar su más enérgico rechazo

Espacios-Travesías

El problema fundamental: no es posible construir el socialismo imponiéndolo a la fuerza a la clase obrera, y a las más amplias masas empobrecidas. Tampoco hay posibilidad de que alguna vanguardia sustituya la acción de las masas. Así como es imposible tomar el poder sin el apoyo de la mayoría de la clase obrera, es imposible avanzar a la socialización sin la actividad consciente de las masas trabajadoras. La construcción del socialismo solo puede aprenderse a partir de la misma práctica, y esta debe ser de masas.Decir que desde entonces ha pasado un siglo no es ocioso, porque en estos cien años han ocurrido muchas cosas, y una de ellas es el fracaso de esa revolución en su principal objetivo -liberar a los oprimidos y ofrecer una alternativa al modo de producción capitalista-, fracaso que llevó en 1991 a la implosión del sistema económico y político generado por ellaComo demostró la degeneración de esta revolución después de 1917, la pérdida de poder de la clase obrera no fue un acontecimiento de la noche a la mañana sino el resultado de un proceso de deterioro que llevó al surgimiento y consolidación de una clase burocrática con intereses propios. Después del derrocamiento revolucionario del viejo orden, la ausencia de democracia obrera reforzó el aspecto jerárquico de la división del trabajo, que se convertirá en el caballo de Troya burocrático dentro de las filas revolucionarias="El pensamiento de Léo se articula en torno a la proclamación de que todos los hombres son libres e iguales en derechos (Asamblea Nacional Constituyente, 26/8/1789), pero tomada en serio, para todos los seres humanos (¡las mujeres!), en todos los ámbitos de la vida social y como igualdad de hecho, no sólo formalSé que la gente dice que los movimientos no pueden hacer nada, sin embargo lo hacen, es un error subestimar el poder de los movimientos de masas, pero se necesita tiempo para acumular fuerzas, y la gente debe tener algo más que un par de consignas para seguir hacia adelante, deben saber que hay principios y un análisis para que se consideren parte de lo que está pasando y deben saber que lo que ocurre en una parte del mundo está conectado a lo que sucede en otro lugar

Señas: Poesía

...hombres y mujeres que rompan fronteras regalando abrazos de agua y pan, que no cambien dignidad por poder.Sí, has tocado a Víctor Serge, te ha impresionado descubrir la paradoja trágica de la revolución por la libertad que aplasta la libertad porque genera su propia tiranía; has aprendido cuándo la suavidad está de más sin que falte un afecto desgarrado hacia los demás, hacia la vida que resiste hasta un límite del dolor

Señas

Breverías en la red

Grafismos

EnComún

En sede amiga

Portada/Home


Número actual

Números anteriores

Taller de ideas

Archivo 1ª época (IS)

Temas

Por autores

De cultura


El proyecto

Consejo editorial

Consejo de apoyo

En papel...

Los libros

Boletín electrónico

Enlaces

Contacto...