Trasversales (número 44 / época II)

. Serie histórica n. 121

Hasta la publicación del siguiente número de la versión papel de la revista TRASVERSALES, sólo estará disponible la versión digital de algunos de los materiales (color azul) descritos a continuación

En portada (PDF)

Índice (PDF)

Editoriales-La opinión de Trasversales

El cambio de paradigma en la relación entre hombres y mujeres exige cambios estructurales que no son bien recibidos por los poderes garantes del orden social y económico imperante. Queda mucho por hacer y mucha reacción que frenar.

Cercanías

La Sanidad Universal debe serlo para todas las personas, y se debe anteponer el derecho a la salud de todas y cada una de las personas a las trabas burocráticas para acceder a ese derecho. Las garantías para lograr una atención sanitaria universal no deben encontrarse en los preámbulos de las leyes, sino en una redacción clara de las normas que no deje resquicio a la interpretación en ningún servicio de admisión de ningún centro sanitario, ni en ningún despacho de ninguna Comunidad Autónoma.La Campaña RMI tu Derecho, a partr de su experiencia y de la de otras plataformas actvas, propone al gobierno regional, a los grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid, a los municipios de la región y a la sociedad en su conjunto, el inmediato cese de las práctcas irregulares denunciadas y también medidas legislatvas, reglamentarias o de gestón que contribuyan al cumplimiento de los principios y objetvos establecidos en la Ley 15/2001.En consecuencia, los enfrentamientos con el gobierno Sánchez son ineludibles, aunque no de la misma forma en la que se producía el enfrentamiento con los gobiernos de Rajoy. La actitud ante el Gobierno Sánchez no puede ser de confianza ni de apoyo incondicional a sus actos. Pero tampoco puede ser la misma actitud que ante los gobiernos de Rajoy. Una estrategia política o social dirigida a derribar al gobierno Sánchez carece de todo sentido en este momentoEl libro me ha impresionado por la calidad de su contenido y la calidez de su expresividad. Rezuma vida. Vida sufrida con dignidad y, lo que el 15M evidenció de nuevo, un aprendizaje fundamental para que sean posibles los cambios sociales y políticos: comprender que las situaciones personales son también colectivasVuelven a cerrarse los espacios en virtud de los pactos de Alemán con Ortega que es lo que nos tiene de nuevo en una segunda vuelta de esas exigencias traicionadas y vuelven a ser los jóvenes, esta vez sin ilusiones vanguardistas, los actores centralesEl sufrimiento proletario es esa indefinible sensación de desposesión, de no disponer de tu tiempo ni de tu vida, de estar determinado desde fuera, desde una lógica que te es extraña y a la que te debes someter para vivir en esta sociedadSon días de duelo y rabia. De revisión de lo vivido. De auto exigencia. De fuerte carga emocional para revisar y reforzar militancias y activismos... si antes insistí en diferenciar las formas organizadas del activismo de lo que es el movimiento social, ahora quiero reivindicar la necesidad de organizarse, de agruparse. No hay ninguna contradicción. El movimiento obrero no es lo mismo que el sindicalismo en su sentido clásico. Y, sin embargo, el sindicalismo organizado fue -y es- una necesidad. Sindicalismo es organización. No bastan las grandes fechas en las que miles y miles de personas nos juntamos en la calle, a veces sin saber quién nos ha convocado. Hay un día a día en el que el apoyo mutuo debe ser organizado, aunque no organizado jerárquicamente. Para eso pueden juntarse muchas personas o un puñadito, y ambas cosas pueden ser eficaces. Si nadie lo hiciera, la sociedad no avanzaría, en primer lugar porque los caminos hechos en soledad son mucho menos productivos que los hechos en comúnNos organizamos porque si no vamos juntas no nos hacen caso. Nos asambleamos para hablar y nos asesoramos mutuamente, aunque nos lleve tiempo. Aprendemos hablando y escuchando. Nos hacemos más fuertes para ese momento próximo al desahucio. Todo lo aprendido y la pertenencia al grupo, ese tiempo turbulento, ese recorrido es un hilo conductor, un camino. Lucha y resistencia. Es estar hasta el final. Hace que no decaigamos y lleguemos. Cansadas, pero llegamos.Con la puesta en libertad de los cinco violadores de Pamplona, la justicia ha dado un claro mensaje de su grado de patriarcalización y rechazo a las libertades de las mujeres.¿Quién defiende, con la sobre oferta de viviendas heredada, que no haya posibilidad de alojamiento para todos y haya que seguir con los desahucios, las ocupaciones, los poblados de chabolas y la expulsión de los vecinos de sus barrios por la presión de una subida de precios? ¿Es sensato que las políticas públicas sigan incentivando la construcción de al menos 150.000 nuevas viviendas al año como propone la CEOE? ¿Cual sería la mejor alternativa para la nueva coyuntura?En verano, reducción de camas entre un quinto (245 camas) y un tercio (409 camas) del total El MATS celebra la salida del Partido Popular del gobierno central y, muy particularmente, la de su presidente Mariano Rajoy. Este personaje y este partido han representado -y representan aún- no solo la corrupción política sino también la austeridad, el recorte de nuestros derechos y el desmantelamiento de los servicios públicos además de una agudización sin precedentes del llamado conflicto catalán.... una pequeña oportunidad para la autoorganización y para el empoderamiento autónomo la clase trabajadora y los movimientos sociales, si efectivamente se produce una suavización de la represión. Oportunidad que habrá que aprovechar ante la cada vez más probable emergencia de una nueva crisis sistémica en Europa caracterizada por el fin de los estímulos del Banco Central Europeo, el aumento de los precios del petróleo y la imposible operatividad de las medidas de austeridad para resolver las contradicciones fundamentales del capitalismo. Una pequeña oportunidad para la lucha y la creatividad.la idea de un gobierno impulsando desde su programa político la actividad de las administraciones públicas carece de verificación en la experiencia práctica. Y cuando se ha podido intentar, casi siempre con ocasión de un cambio político significativo, el gobierno de turno no ha tardado en abandonar tal pretensiónEl sistema del 78 que surgió de la Transición ha dejado de funcionar. El convencimiento de que los problemas podían solucionarse dentro del marco constitucional y de las leyes ha dejado de existir, tanto entre las fuerzas políticas y sociales como entre los ciudadanosCuando del seno de la sociedad emergen vectores de cambio que reflejan las mejores tensiones hacia la convivencia y la solidaridad, de los poderes públicos solo llegan las limitaciones de los presupuestos desde los que actúanSiento esperanza (relativa) con este cambio de ciclo. Respirar cada día será un poco más fácil y espero que en breve podamos celebrar que cada día tengamos al "Gran Hermano" que nos sigue imponiendo el patriarcado un poco más envejecido y mucho menos potente.La puntilla de Rajoy ha sido la sentencia Gürtel, pero esto tiene historia: una historia de luchas sociales y de indignación, que empezó antes de que Rajoy fuese presidente del Gobierno, y que llega hasta las recientes luchas de las mujeres y de las y los pensionistas.

Espacios-Travesías

Como han señalado desde Gush Shalom, 'Avnery se dedicó por completo a la lucha para lograr la paz entre el Estado de Israel y el pueblo palestino en su estado independiente, así como entre Israel y el mundo árabe y musulmán. No llegó al final del camino, no vivió para ver la paz. Nosotros, miembros de Gush Shalom, así como muchas otras personas que fueron influenciadas directa e indirectamente por él, continuaremos su misión y honraremos su memoria'La nueva Ley de Nación, por su naturaleza claramente semifascista, nos muestra cuán urgente es este debate. Debemos decidir quiénes somos, qué queremos, a dónde pertenecemos. De lo contrario, estaremos condenados a un estado permanente de provisionalidad. Cuando apelamos al cuidado debemos estar alertas para no acabar en el mismo sitio del que hemos luchado por salir: el término puede incluir significados paternalistas y reaccionarioses necesario dividir aguas en el campo del socialismo entre los que defienden este tipo de regímenes, y los que estamos en contra. Entre los que piensan que el socialismo se construye de la mano de burócratas, milicos y burgueses aferrados a la teta del capitalismo de Estado; y los que pensamos que el socialismo será obra de los trabajadores mismos, organizados de la manera que decidan hacerlo. Entre los que creen en la paz de los cementerios como camino de construcción socialista; y los que apostamos a la libre circulación de ideas y críticasEl gobierno intenta decapitar los movimientos sociales y detener a los líderes locales así como a tod@s los que critican la violencia utilizada contra el puebloIntroducir la empatía en el follar (o en cualquier otra relación) quiere decir preocuparse por el otro o la otra, por su bienestar, quiere decir tener la capacidad para ponerse en su lugar, y nada de esto está reñido con ningún tipo de sexo (excepto el sexo machista): el sexo casual, el sexo con muchas o muchos, el sexo con desconocidas/os, el sexo fuerte, el sexo incluso voluntariamente cosificador… el sexo como sea, siempre que se sepa que ahí, al otro lado, hay un ser humano...Todo eso es parte del futuro. Un futuro elegido y discutido por todos horizontalmente. Un futuro que reserve lo logrado a generaciones siguientes, sin destruir la riqueza de la tierra que no pertenece ni a generaciones anteriores, ni a generaciones actuales, ni a generaciones futuras. Es de todas y todas deben dejarlas en el mejor estado posible y enriqueciéndola. Nada de explotación depredadoraUna parte sustancial de las reservas políticas que con respecto a Camus todavía son advertibles en determinados ambientes de izquierda pueden atribuirse, con razonable seguridad, a la obstinación con la que denunció el papel mistificador de no pocos intelectuales de su tiempo, demasiado complacidos en mantener las enfermedades del proyecto emancipatorio mediante la distorsión de los hechos y la manipulación de la verdad, una verdad que, más que una virtud, él entendía como una pasión (de aquí, precisaba, que la verdad sea a menudo tan poco caritativa)Millones de personas radicalizan su lucha y hacen ver con ella que lo que está en cuestión es la organización de la sociedad. Y quizá lleguen a pensar que esa cuestión sólo podrán resolverla ellas mismaEste año, la huelga feminista del 8 de marzo ha enterrado definitivamente la ritualidad de la fiesta de la mujer. La triste e inofensiva celebración del trabajo y del valor de las mujeres ha sido barrida por la ira y la alegría de millones de mujeres de todo el mundo que rechazan la violencia del patriarcado y de la explotación y reconocen su propio valor en la fuerza de este rechazo. Más aún que el año pasado, la marea feminista rompió sus fronteras e hizo de la huelga la irrenunciable oportunidad política de desafiar a una sociedad global que se alimenta de la violencia patriarcal y la opresión, de la precariedad y el racismo, del autoritarismo y las jerarquíasOtras mujeres no las humillaban, no las juzgaban, no les exigían que fueran más allá de sus posibilidades ni que tuvieran que justificar lo que hacían o decían con el temor de ser rechazadas o anuladas o ninguneadas, en resumen: las respetaban. Y el respeto es un buen punto de partida. Eso ya es un cambio respecto a las actitudes machistasLa crisis de 2008 surgió del fracaso de ese intento de secuestrar a los pobres y sus vidas desnudas dentro de la red del crédito hipotecario. Un intento que, en ausencia de alternativas, está destinado a ser redirigido hacia nuevos esquemas e instrumentos de financiarización de la vida socialSólo este proceso de democratización política y económica puede resolver las contradicciones insolubles que atenazan el proyecto europeo de los mercaderes y los grandes financieros, permitiendo un federalismo de escala continental, municipalista y capaz de generar una 'Organización política europea barata', pero redistribuidora y capaz de cumplir sus promesas socialesEn todo caso fue una revolución cultural. Una revolución cultural en la que, como siempre, juegan las diferentes fuerzas, las fuerzas del poder por un lado, y las fuerzas que se oponen al poder. En el fondo todas las revoluciones son eso, me remito a la diferenciación de Aristóteles entre gobierno oligárquico y gobierno democrático: cuando gobiernan los ricos que son una minoría, es una oligarquía; cuando gobiernan los pobres, que son una inmensa mayoría, es democracia. Cuando las costuras del sistema de los oligarcas están a punto de estallar llaman a la democracia, pero su concepto de democracia es diferente del concepto real. No es una democracia de gobierno de los pobres. Eso se ve en todas las revoluciones.Se cumple este año el quincuagésimo aniversario de los fenómenos de agitación juvenil y movilización social que, en 1968, emergieron de forma espectacular en varios continentes, con la particularidad de que, sobre todo, en el lado Occidental y en Japón, se produjeron en economías desarrolladas, con regímenes políticos estables, instalados en el neocapitalismo y la sociedad de consumo, y en algunos países de Europa, con aceptables estados del bienestar. Tuvieron como telón de fondo la guerra de Vietnam, la revolución cultural en China, la "desestalinización" en el bloque socialista, los ecos de la revolución cubana, las guerrillas y los golpes militares en América Latina, las guerras de liberación en África y la tensión entre Estados Unidos y la URSS

Señas: Poesía

... De la mujer en la vida / es la inspiración secreta, / como pálida violeta / que no quiere ser cogida, / y que cuando se propasa / dulce perfume a exhalar, / sólo debe embalsamar / las paredes de su casa...

Señas

Reseña de La lactancia materna. Política e identidad, Beatriz Gimeno, Ediciones Cátedra, 2018. Su beligerancia no es contra la lactancia materna, sino contra el mandato de lactancia y contra la militancia para imponerloEn particular, bajo la cortina del capitalismo, se invisibiliza el comportamiento de los hombres como agentes responsables directos de la opresión. No se trata de juzgar o culpar a las personas, pero sí es crucial identificar estos comportamientos, sus causas y las medidas para cambiarlos. Esto se aplica a todos los fenómenos, desde la no implicación de los hombres en el cuidado a la violencia machista (incluyendo la conyugal, la violencia sexual, la prostitución y todos los demás fenómenos relacionados).... para Marina Garcés la crisis de la modernidad se ha convertido en crisis de la crítica. Entonces hay que volver a recuperar el espíritu de la Ilustración, pero recuperarlo es recuperar su actitud crítica, no su proyecto modernizador del siglo XVIII en cuyas ruinas vivimos. Su preocupación fundamental es que no caigamos en la renuncia antropológica de esta actitud crítica: una crítica radical en el cruce entre incredulidad y confianza. Entonces, para la filósofa, todo es política en el sentido am­plio y reapropiarse de la potencia del pensamiento es la propuesta para la politización de la vidaUn libro muy importante y necesario, en torno a las condiciones materiales que reproducen el patriarcado a la vez que son consecuencia de éste. Propone un programa para la modificación de esas condiciones. (...) El eje conductor de esas condiciones materiales es la división sexual del trabajo (DST) por la que las tareas de cuidado son asignadas a las mujeres, mientras que,según tiempo y lugar, en el resto de las funciones sociales el papel de las mujeres puede ser variable pero subordinado al de los hombres y a la tarea principal asignada.Panorama cultural libros, cine, exposiciones, teatro, danza

Breverías en la red

Grafismos

EnComún

En sede amiga

Portada/Home


Número actual

Números anteriores

Taller de ideas

Archivo IS (no activo!)

Temas

Por autores

De cultura


El proyecto

Consejo editorial

Consejo de apoyo

En papel...

Los libros

Boletín electrónico

Enlaces

Contacto...